Mi vida como entrenador personal en Mallorca

Para mí, hacer deporte es sinónimo de calidad de vida.

Antes de empezar a correr con mi padre, hice gimnasia. También he jugado a balonmano, pero mi verdadera pasióHenry Jeschke con su padren siempre ha sido correr.

Henry Jeschke jovenA lo largo de los años me especialicé en carreras de velocidad (100 y 200 metros) y entrenar 6 días por semana se convirtió en algo completamente normal para mí. A los 20 descubrí el entrenamiento de fuerza y convertí el entreno con pesas y el desarrollo de mi masa muscular en mi modo de vida. Hoy, sin embargo, he encontrado un buen equilibrio entre el trabajo, el deporte y mi vida privada.

En 1992 hice mi formación como entrenador personal, convirtiendo el deporte en mi profesión. A lo largo de los años he probado también la equitación y escalada, deportes que hasta hoy me interesan muchísimo, pero lo que para mí sobre todo significa libertad, relax y belleza pura es hacer mountainbike en la sierra de Mallorca, donde vivo desde 1995.

A lo largo de mi trabajo he descubierto que ser entrenador personal es mucho más que solo enseñar a alguien a entrenar bien. Para obtener resultados duraderos, la mente y el modo de pensar son clave. Entrenar, pensar y sentir son el secreto del éxito. Por eso amplié mis conocimientos con una formación de coach personal (mental) y nutricionista. Además,completé la formación de masajista, especializándome en masajes deportivos. Gracias a mi formación como enfermero, aún estaba muy familiarizado con la anatomía humana.

Formaciones:

  • Enfermero
  • Entrenador personal
  • Masajista (especialidades: masajes deportivos y relaljantes, terapia Dorn)
  • Coach personal (mental)
  • Dietética y nutrición
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
More information Ok